Receta de bechamel con leche vegetal para una opción más saludable

La bechamel es una salsa tradicionalmente hecha con leche de vaca, mantequilla y harina. Sin embargo, si eres vegano o tienes intolerancia a la lactosa, no tienes por qué renunciar a disfrutar de esta deliciosa salsa. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer una bechamel con leche vegetal para una opción más saludable y libre de productos animales. Además, te daremos algunos consejos y variaciones para que puedas adaptar la receta a tus necesidades y gustos personales.

¿Qué es bechamel en castellano?

La bechamel, también conocida como salsa blanca, es una salsa espesa y cremosa que se utiliza como base para muchos platos. Es una de las salsas más versátiles de la cocina y se utiliza en recetas como lasaña, croquetas, canelones, gratinados y muchas otras. Tradicionalmente, se hace con leche de vaca, mantequilla y harina, pero en esta receta vamos a utilizar leche vegetal en lugar de la leche de vaca, lo que la convierte en una opción más saludable y adecuada para personas con intolerancias o restricciones alimentarias.

Bechamel vegana para lasaña

Si eres amante de la lasaña pero no puedes consumir lácteos, esta receta de bechamel vegana es perfecta para ti. Aquí te mostramos cómo hacerla:

Ingredientes:

  • 2 tazas de leche vegetal (puede ser leche de almendras, soja o avena)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de harina de trigo o maicena
  • Sal y pimienta al gusto
  • Nuez moscada al gusto (opcional)

Preparación:

  1. En una cacerola, calienta el aceite de oliva a fuego medio.
  2. Agrega la harina de trigo o maicena y mezcla bien con una cuchara de madera hasta obtener una pasta suave.
  3. Añade la leche vegetal poco a poco, removiendo constantemente para evitar la formación de grumos.
  4. Cocina a fuego medio-bajo durante unos minutos, hasta que la salsa espese y adquiera una consistencia cremosa.
  5. Sazona con sal, pimienta y nuez moscada al gusto.
  6. Retira del fuego y deja reposar unos minutos antes de utilizarla en tu lasaña o cualquier otra receta que requiera bechamel.

¡Y eso es todo! Ahora tienes una deliciosa bechamel vegana lista para agregar a tu lasaña. Puedes utilizarla directamente o gratinarla en el horno para darle un toque extra de sabor.

Salsa blanca con leche de almendras y maicena

Si prefieres una bechamel sin gluten, puedes sustituir la harina de trigo por maicena. Aquí te mostramos cómo hacerlo:

Ingredientes:

  • 2 tazas de leche de almendras sin azúcar
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de maicena
  • Sal y pimienta al gusto
  • Nuez moscada al gusto (opcional)

Preparación:

  1. En una cacerola, calienta el aceite de oliva a fuego medio.
  2. Agrega la maicena y mezcla bien con una cuchara de madera hasta obtener una pasta suave.
  3. Añade la leche de almendras poco a poco, removiendo constantemente para evitar la formación de grumos.
  4. Cocina a fuego medio-bajo durante unos minutos, hasta que la salsa espese y adquiera una consistencia cremosa.
  5. Sazona con sal, pimienta y nuez moscada al gusto.
  6. Retira del fuego y deja reposar unos minutos antes de utilizarla en tus recetas.

Con esta receta, obtendrás una deliciosa bechamel sin gluten que puedes utilizar en cualquier plato que requiera esta salsa.

¿Cuánto tiempo puede durar una bechamel en la nevera?

Una bechamel casera puede durar hasta 3-4 días en la nevera si se guarda en un recipiente hermético. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la bechamel puede espesar cuando se enfría, por lo que es recomendable calentarla a fuego lento y añadir un poco de leche vegetal adicional si es necesario para mantener su consistencia cremosa.

Bechamel vegana sin gluten

Si además de ser vegano, sigues una dieta sin gluten, puedes hacer una bechamel utilizando harina de arroz en lugar de harina de trigo o maicena. Aquí tienes una receta para que puedas disfrutar de la bechamel sin preocuparte por el gluten:

Ingredientes:

  • 2 tazas de leche vegetal (puede ser leche de almendras, soja o avena)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de harina de arroz
  • Sal y pimienta al gusto
  • Nuez moscada al gusto (opcional)

Preparación:

  1. En una cacerola, calienta el aceite de oliva a fuego medio.
  2. Agrega la harina de arroz y mezcla bien con una cuchara de madera hasta obtener una pasta suave.
  3. Añade la leche vegetal poco a poco, removiendo constantemente para evitar la formación de grumos.
  4. Cocina a fuego medio-bajo durante unos minutos, hasta que la salsa espese y adquiera una consistencia cremosa.
  5. Sazona con sal, pimienta y nuez moscada al gusto.
  6. Retira del fuego y deja reposar unos minutos antes de utilizarla en tus recetas.

Con esta receta, podrás disfrutar de una bechamel vegana y sin gluten sin renunciar al sabor y la textura cremosa de la salsa original.

Preguntas frecuentes

¿Puedo utilizar otra leche vegetal en lugar de la leche de almendras?

Sí, puedes utilizar cualquier leche vegetal que prefieras, como leche de soja, leche de avena o leche de arroz. La elección de la leche vegetal no afectará significativamente el sabor o la textura de la bechamel.

¿Puedo utilizar otra harina sin gluten en lugar de la harina de arroz?

Sí, puedes utilizar harina de maíz, harina de quinoa o harina de garbanzo en lugar de la harina de arroz. La elección de la harina sin gluten dependerá de tus preferencias personales y de los ingredientes que tengas disponibles.

¿Puedo congelar la bechamel vegana?

Sí, puedes congelar la bechamel vegana en un recipiente hermético durante aproximadamente 3 meses. Sin embargo, es posible que la consistencia de la salsa cambie ligeramente después de descongelarla, por lo que te recomendamos calentarla a fuego lento y añadir un poco de leche vegetal adicional si es necesario antes de utilizarla.

¡Esperamos que estas recetas y consejos te ayuden a disfrutar de una bechamel vegana y saludable! Recuerda que puedes adaptar las recetas según tus preferencias y necesidades alimentarias. ¡Buen provecho!