Receta de bechamel sin leche: cómo hacerla con caldo

La bechamel es una salsa clásica de la cocina francesa que se utiliza en una amplia variedad de platos. Sin embargo, muchas personas no pueden consumir leche debido a alergias, intolerancias o elecciones dietéticas. Afortunadamente, es posible hacer una deliciosa bechamel sin leche utilizando caldo como base. En este artículo, te enseñaremos cómo hacerlo y responderemos algunas preguntas frecuentes relacionadas con esta receta.

¿Qué es bechamel en castellano?

La bechamel, también conocida como salsa blanca, es una salsa espesa y cremosa hecha a base de roux, una mezcla de harina y grasa. Tradicionalmente, se hace con leche, pero en esta receta adaptada, reemplazaremos la leche por caldo para obtener una bechamel sin lactosa.

¿Cuánto tiempo puede durar una bechamel en la nevera?

Una bechamel sin leche hecha con caldo puede durar hasta 3-4 días en la nevera si se almacena correctamente en un recipiente hermético. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la textura puede cambiar ligeramente después de ser refrigerada, por lo que es recomendable calentarla suavemente antes de usarla nuevamente.

¿Se puede hacer un roux sin leche?

Sí, es posible hacer un roux sin leche. El roux es una mezcla de harina y grasa que se utiliza como base para espesar salsas. En lugar de utilizar mantequilla, que es una grasa láctea, puedes utilizar aceite vegetal o margarina sin leche para hacer el roux. Esto te permitirá obtener una bechamel sin leche pero igualmente deliciosa.

¿Puedo usar aceite en lugar de mantequilla para la salsa blanca?

Sí, puedes usar aceite en lugar de mantequilla para hacer la salsa blanca sin leche. El aceite vegetal o el aceite de oliva son opciones adecuadas para reemplazar la mantequilla en esta receta. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el sabor y la textura pueden variar ligeramente al utilizar aceite en lugar de mantequilla.

Bechamel sin leche con caldo

A continuación, te presentamos una receta sencilla para hacer bechamel sin leche utilizando caldo:

Ingredientes:

Instrucciones:

  1. En una cacerola a fuego medio, calienta el aceite vegetal.
  2. Agrega la harina y revuelve constantemente durante unos minutos para cocinar el roux.
  3. Poco a poco, agrega el caldo de verduras o pollo, revolviendo constantemente para evitar grumos.
  4. Cocina la mezcla a fuego medio-bajo, revolviendo regularmente, hasta que la salsa espese y alcance la consistencia deseada.
  5. Sazona con sal, pimienta y especias opcionales al gusto.
  6. Continúa cocinando la bechamel sin leche durante unos minutos más para asegurarte de que la harina esté completamente cocida.
  7. Retira la salsa del fuego y utilízala inmediatamente o déjala enfriar antes de almacenarla en la nevera.

¡Y eso es todo! Ahora tienes una deliciosa bechamel sin leche lista para usar en tus platos favoritos.

Preguntas frecuentes

¿Puedo usar caldo en lugar de leche en otras recetas?

Sí, puedes usar caldo en lugar de leche en muchas recetas que requieren una base líquida. Esto puede dar un sabor único y agregar más profundidad a tus platos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el caldo puede ser más salado que la leche, por lo que es recomendable ajustar la cantidad de sal en la receta.

¿Puedo congelar la bechamel sin leche?

Sí, puedes congelar la bechamel sin leche en recipientes herméticos o bolsas de congelación. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la textura puede cambiar ligeramente después de ser descongelada, por lo que es recomendable calentarla suavemente antes de usarla nuevamente.

¿Cómo puedo utilizar la bechamel sin leche en mis platos?

La bechamel sin leche se puede utilizar de la misma manera que la bechamel tradicional. Puedes usarla como base para gratinados, croquetas, lasañas, macarrones con queso y muchas otras recetas. ¡Las posibilidades son infinitas!