Receta de rejos: cómo preparar este delicioso plato de mariscos

Los rejos son un plato de mariscos muy popular en la cocina tradicional, especialmente en países como España y Perú. Estos tentáculos de calamar son deliciosos y versátiles, y se pueden preparar de diferentes maneras, ya sea cocidos, fritos, a la plancha o en guisos. En este artículo te enseñaremos cómo preparar rejos de manera sencilla y deliciosa.

¿Qué es el rejo?

Antes de entrar en detalles sobre cómo preparar los rejos, es importante entender qué son exactamente. Los rejos son los tentáculos de los calamares, también conocidos como patas de calamar. Son una parte muy apreciada de este molusco, ya que tienen una textura suave y un sabor delicado.

¿Cómo cocer rejos de pota?

El primer paso para preparar rejos es cocerlos adecuadamente. Aquí te explicamos cómo hacerlo:

Paso 1: Limpia los rejos

Antes de cocer los rejos, es importante limpiarlos adecuadamente. Retira cualquier impureza que puedan tener, como arena o restos de piel. También puedes cortar los tentáculos en trozos más pequeños si lo prefieres.

Paso 2: Hierve agua

Pon a hervir una olla grande de agua con sal. Asegúrate de que el agua esté lo suficientemente salada para que los rejos adquieran sabor durante la cocción.

Paso 3: Cocina los rejos

Cuando el agua esté hirviendo, añade los rejos y déjalos cocinar durante unos 2-3 minutos, o hasta que estén tiernos. Es importante no cocinarlos en exceso, ya que podrían volverse gomosos.

Paso 4: Enfría los rejos

Una vez cocidos, retira los rejos del agua caliente y sumérgelos en agua fría para detener la cocción. Esto ayudará a mantener su textura suave y tierna.

Rejos fritos

Una de las formas más populares de preparar rejos es friéndolos. Aquí tienes una receta sencilla para disfrutar de unos rejos fritos deliciosos:

Ingredientes:

  • Rejos cocidos
  • Harina
  • Aceite para freír
  • Sal y pimienta al gusto

Paso 1: Prepara los rejos

Seca los rejos cocidos con papel de cocina para eliminar el exceso de humedad. Esto ayudará a que se frían mejor.

Paso 2: Enharina los rejos

Pasa los rejos por harina, asegurándote de que estén bien cubiertos por todos lados. La harina ayudará a que se forme una capa crujiente al freírlos.

Paso 3: Fríe los rejos

Calienta abundante aceite en una sartén a fuego medio-alto. Cuando el aceite esté caliente, añade los rejos enharinados y fríelos durante unos 2-3 minutos, o hasta que estén dorados y crujientes.

Paso 4: Escurre el exceso de grasa

Una vez fritos, retira los rejos de la sartén y colócalos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de grasa.

Paso 5: Sazona y sirve

Finalmente, sazona los rejos fritos con sal y pimienta al gusto y sírvelos calientes. Puedes acompañarlos con una salsa de tu elección, como alioli o salsa tártara.

Patas de calamar recetas

Además de los rejos de calamar, las patas de calamar en su totalidad también son deliciosas y se pueden utilizar en diferentes recetas. Aquí te presentamos algunas ideas:

1. Calamares a la romana

Los calamares a la romana son un clásico de la cocina mediterránea.

Consisten en freír las patas de calamar enteras después de pasarlas por una masa de harina y huevo. El resultado son unos calamares crujientes y sabrosos, perfectos como aperitivo o plato principal.

2. Guiso de calamares

Si prefieres un plato más reconfortante, puedes preparar un guiso de calamares con patatas y verduras. Este plato es perfecto para los días fríos y se puede servir con arroz blanco o pan.

3. Ensalada de calamares

Las patas de calamar también se pueden utilizar para preparar una deliciosa ensalada. Cocínalas a la plancha y mézclalas con lechuga, tomate, pepino y otros ingredientes de tu elección. Aliña con una vinagreta ligera y tendrás una ensalada fresca y nutritiva.

Rejos de calamar

Los rejos de calamar también se pueden utilizar en diferentes recetas, más allá de la forma clásica de cocerlos y freírlos. Aquí te presentamos algunas ideas creativas:

1. Rejos a la parrilla

Si tienes una parrilla en casa, puedes cocinar los rejos directamente sobre las brasas. Sazona los rejos con sal, pimienta y aceite de oliva, y ásalos durante unos minutos por cada lado hasta que estén tiernos y ligeramente dorados.

2. Brochetas de rejos

Prepara brochetas de rejos intercalados con verduras, como pimientos y cebolla. Ásalos a la parrilla o al horno hasta que estén cocidos y ligeramente dorados. Puedes marinar las brochetas con limón, ajo y hierbas para darles aún más sabor.

3. Risotto de rejos

Agrega rejos cortados en trozos a un risotto cremoso. Cocínalos junto con el arroz y otros ingredientes, como caldo de pescado, cebolla y vino blanco. El resultado será un plato lleno de sabor y textura.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la mejor manera de limpiar los rejos?

Para limpiar los rejos, enjuágalos con agua fría y retira cualquier impureza que puedan tener. También puedes cortar los tentáculos en trozos más pequeños si lo prefieres.

¿Cuánto tiempo se tarda en cocer los rejos?

Los rejos solo necesitan unos 2-3 minutos de cocción para estar tiernos. Es importante no cocinarlos en exceso, ya que podrían volverse gomosos.

¿Puedo congelar los rejos?

Sí, puedes congelar los rejos una vez cocidos. Asegúrate de enfriarlos completamente antes de ponerlos en el congelador, y guárdalos en un recipiente hermético o en bolsas para congelar.

¡Esperamos que esta receta de rejos te haya inspirado a preparar este delicioso plato de mariscos en casa! Disfruta de su sabor y experimenta con diferentes formas de cocinarlos.