Recetas de segundos platos para acompañar crema de calabaza

¿Cuántas calorías tiene un plato de crema de calabaza?

La crema de calabaza es una opción saludable y deliciosa para incluir en nuestra dieta. Aporta una gran cantidad de nutrientes y su bajo contenido calórico la convierte en una excelente alternativa para aquellos que deseen cuidar su figura. En general, un plato de crema de calabaza de tamaño estándar (200 gramos) suele tener alrededor de 100-150 calorías.

Plato fuerte para acompañar una crema de calabaza

Aunque la crema de calabaza es deliciosa por sí sola, a veces queremos complementarla con un plato fuerte que le dé un toque extra de sabor y textura. Aquí te presentamos algunas opciones que seguramente te encantarán:

1. Pechuga de pollo a la parrilla con hierbas: La pechuga de pollo a la parrilla es una excelente opción para acompañar la crema de calabaza. Puedes sazonarla con tus hierbas favoritas y cocinarla a la parrilla hasta que esté bien dorada y jugosa. El contraste entre la suavidad de la crema y el sabor del pollo será irresistible.

2. Filete de salmón al horno: El salmón es un pescado rico en omega-3 y proteínas. Al hornearlo, obtendrás un plato jugoso y lleno de sabor que combinará a la perfección con la crema de calabaza. Puedes añadirle limón, eneldo y pimienta para realzar su sabor.

3. Tofu a la plancha con salsa de soja: Si eres vegetariano o simplemente quieres probar algo diferente, el tofu a la plancha con salsa de soja es una excelente opción. El tofu es una fuente de proteínas vegetales y al cocinarlo a la plancha adquiere una textura crujiente por fuera y suave por dentro. Acompáñalo con la crema de calabaza y tendrás un plato lleno de sabor.

Plato fuerte para acompañar una crema de zanahoria

Si prefieres la crema de zanahoria, también hay varias opciones de platos fuertes que puedes combinar:

1. Albóndigas de carne con salsa de tomate: Las albóndigas de carne son un clásico que nunca falla. Puedes prepararlas en casa con carne picada, huevo, pan rallado y especias al gusto. Cocínalas en una salsa de tomate casera y sírvelas junto a la crema de zanahoria. ¡Una combinación perfecta!

2. Lomo de cerdo al horno con especias: El lomo de cerdo al horno es una opción sabrosa y fácil de preparar. Puedes marinarlo con una mezcla de especias como romero, tomillo, pimienta y ajo, y luego hornearlo hasta que esté tierno y jugoso. Acompáñalo con la crema de zanahoria para un plato completo y satisfactorio.

3. Ensalada de quinoa con vegetales: Si prefieres una opción más ligera, una ensalada de quinoa con vegetales es perfecta para acompañar la crema de zanahoria. Cocina la quinoa y mézclala con tus vegetales favoritos, como tomate, pepino, pimiento y cebolla. Aliña con aceite de oliva, limón y sal, y sirve junto a la crema de zanahoria.

Con qué acompañar una crema de pollo

La crema de pollo es un plato reconfortante y versátil que se puede combinar con diferentes opciones. Aquí te presentamos algunas ideas:

1. Tostadas de aguacate y huevo poché: Las tostadas de aguacate y huevo poché son una opción deliciosa y saludable para acompañar la crema de pollo. Simplemente tuesta pan integral, coloca rodajas de aguacate encima y corona con un huevo poché. Sirve junto a la crema de pollo y disfruta de una combinación llena de sabor y textura.

2. Pimientos rellenos de queso y espinacas: Los pimientos rellenos son una opción colorida y sabrosa. Puedes rellenarlos con una mezcla de queso ricotta, espinacas y especias al gusto. Hornéalos hasta que estén tiernos y dorados, y sírvelos junto a la crema de pollo. Una combinación perfecta para los amantes de los sabores intensos.

3. Arroz con verduras: Si prefieres una opción más clásica, el arroz con verduras es ideal para acompañar la crema de pollo. Cocina el arroz siguiendo las instrucciones del paquete y añade tus verduras favoritas, como zanahoria, guisantes y pimientos. Condimenta con sal, pimienta y aceite de oliva, y sirve junto a la crema de pollo.

Con qué se acompañan las cremas de verduras

Las cremas de verduras son muy versátiles y se pueden combinar con una gran variedad de platos. Aquí te presentamos algunas opciones:

1. Tarta de queso y espinacas: La tarta de queso y espinacas es una opción sabrosa y nutritiva. Puedes prepararla en casa mezclando queso ricotta, espinacas, huevo y especias al gusto. Hornea hasta que esté dorada y sirve junto a la crema de verduras. Una combinación deliciosa que seguro te encantará.

2. Rollitos de berenjena rellenos de carne: Los rollitos de berenjena rellenos de carne son una opción creativa y deliciosa. Corta la berenjena en lonchas finas, ásalas en el horno y rellénalas con carne picada sazonada al gusto. Hornea hasta que estén dorados y sirve junto a la crema de verduras. ¡Una combinación perfecta!

3. Ensalada de queso de cabra y frutos secos: Si prefieres una opción más ligera, una ensalada de queso de cabra y frutos secos es ideal para acompañar la crema de verduras. Mezcla lechuga, espinacas, queso de cabra, nueces y pasas, y aliña con aceite de oliva y vinagre balsámico. Sirve junto a la crema de verduras para un plato fresco y lleno de sabor.

Preguntas frecuentes sobre las recetas de segundos platos para acompañar crema de calabaza

¿Puedo utilizar otras verduras en las cremas?

¡Por supuesto! Las cremas de verduras son muy versátiles y puedes utilizar cualquier verdura que te guste. Algunas opciones populares incluyen calabacín, brócoli, puerro y apio. Puedes combinar diferentes verduras para obtener sabores y texturas variadas.

¿Puedo utilizar carnes vegetales en los platos fuertes?

Sí, si eres vegetariano o simplemente quieres probar algo diferente, puedes utilizar carnes vegetales en los platos fuertes. Hay muchas opciones disponibles en el mercado, como tofu, tempeh y seitán, que pueden ser una excelente alternativa a las carnes tradicionales.

¿Puedo hacer las cremas de verduras de antemano?

Sí, las cremas de verduras se pueden hacer de antemano y guardar en el refrigerador durante varios días. Simplemente guárdalas en recipientes herméticos para mantener su frescura y sabor. Al momento de servirlas, puedes calentarlas suavemente en una olla o en el microondas.

¿Qué otros platos puedo preparar con las cremas de verduras?

Además de los platos fuertes mencionados anteriormente, las cremas de verduras también se pueden utilizar como base para sopas, salsas o incluso para hacer risottos. ¡Deja volar tu imaginación y experimenta con diferentes combinaciones!

Ahora que conoces estas deliciosas recetas de segundos platos para acompañar crema de calabaza, crema de zanahoria, crema de pollo y cremas de verduras en general, ¡es hora de poner manos a la obra en la cocina! Disfruta de estas combinaciones de sabores y texturas que seguro te sorprenderán. ¡Buen provecho!