Comida para Anemia

 

La comida para anemia es una de las preocupaciones más grandes que experimentan algunas personas por las características que tiene, en cuestiones relacionadas con la nutrición. La anemia es uno de los problemas más frecuentes de la salud de las personas. Habitualmente, nos damos cuenta de que tenemos el hierro bajo cuando notamos algún efecto secundario como cansancio o mareos, por eso es bueno hacerse una revisión periódicamente, para tratar el problema antes de que llegue a ese extremo.

Uno de los puntos a tratar muy seriamente en la comida es cuando tenemos los niveles de hierro bajos. Debemos llevar una dieta cuidada, rica en hierro y otros minerales, además de la medicación que el doctor considere.

Es decir, ni la medicina lo va a solucionar si seguimos llevando una mala alimentación; ni la alimentación para la anemia va a subir los niveles de hierro si no tomamos la medicación que nos propone el especialista.

Dieta durante la anemiaalimentos para la anemia

En realidad la alimentación para la anemia no se diferencia mucho de un tipo de alimentación balanceada. Tan solo debemos tener en cuenta algunos puntos, para conseguir que nuestros niveles de hierro se estabilicen:

  • Cuida la estructura de tus platos. Pon siempre carne o pescado, y añade un alimento de tipo vegetal que sea rico en hierro, por ejemplo, tomate, pimiento…
  • A la hora de cocinar intenta añadir siempre perejil y limón. Puedes hacerlo tanto para las verduras como para las carnes o el pescado, está muy bueno, así que no hay excusa.
  • Es muy importante tomar fruta como postre, especialmente las cítricas: la naranja, mandarina o fresa son muy apropiadas. Si no te gustan mucho, puedes sustituirlas por un zumo natural de alguna de ellas.
  • Elimina de tu dieta, o al menos reduce, otros alimentos como el café, el té, el vino o el vinagre.
  • Intenta no tomar productos con mucho porcentaje en fibra. Estos suelen ser el pan o los cereales integrales.
  • La dieta variada es la clave. No te olvides de seguir un tipo de alimentación balanceada como las legumbres o los frutos secos, son igual de imprescindibles.
  • Cuando consumas productos lácteos, intenta siempre hacerlo fuera de las comidas fuertes en las que introduces los alimentos con hierro. Mucho mejor dejarlos para media mañana o para la merienda.

Estos son solo algunos de los consejos que te podemos dar. De todas maneras, dependiendo de tu situación es posible que precises de medicación y en ese caso será el médico quien te dará algunas claves más para conseguir regular tus niveles de hierro en sangre.

Recomendaciones finales sobre la anemia

Te hemos dado algunos consejos relacionados con la alimentación para combatir la anemia. Que te encuentres cansado o estés mareado no son síntomas seguros de que ese sea tu problema. Por eso, lo mejor es que acudas al médico para que te realicen unos análisis y en el caso de que esta sea la causa ya puedes tomar las medidas pertinentes.

Comidas Relacionadas

Comparte en Redes Sociales
TwitterFacebookGoogle+

ESCRIBE UN COMENTARIO