Receta de manitas de cordero: aprende a prepararlas de manera fácil y deliciosa

¿Qué propiedades tienen las manitas de cordero?

Las manitas de cordero son un plato muy apreciado en la gastronomía, debido a su sabor y textura únicos. Pero además de su delicioso sabor, las manitas de cordero también son una excelente fuente de nutrientes. Son ricas en colágeno, proteínas, vitaminas del complejo B, hierro y zinc. El colágeno presente en las manitas de cordero es beneficioso para la salud de la piel, las articulaciones y los huesos. También aportan una buena dosis de energía, lo que las convierte en una opción ideal para deportistas y personas activas.

¿Cuánto pesa una manita de cordero?

Las manitas de cordero suelen pesar alrededor de 250 gramos cada una, aunque esto puede variar dependiendo del tamaño del cordero. Es importante tener en cuenta el peso de las manitas al momento de calcular las cantidades de ingredientes necesarios para preparar esta receta.

Cocinar manitas de cordero

La preparación de las manitas de cordero puede parecer complicada, pero siguiendo unos sencillos pasos podrás disfrutar de este exquisito plato en la comodidad de tu hogar.

Ingredientes:

– 4 manitas de cordero
– 2 cebollas
– 4 dientes de ajo
– 2 zanahorias
– 1 pimiento verde
– 1 pimiento rojo
– 1 tomate maduro
– Aceite de oliva
– Sal
– Pimienta
– Perejil picado (opcional)

Paso 1: Preparación de las manitas de cordero

Comienza por limpiar las manitas de cordero. Retira cualquier exceso de grasa y lava bien las manitas bajo agua fría. Luego, colócalas en una olla grande y cúbrelas con agua fría. Agrega sal y lleva la olla a fuego medio-alto. Deja que las manitas hiervan durante 10 minutos, luego retíralas del fuego y escúrrelas.

Paso 2: Sofrito de verduras

En una sartén grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio. Agrega las cebollas picadas, los ajos picados, las zanahorias en rodajas, los pimientos cortados en juliana y el tomate picado. Sofríe las verduras hasta que estén tiernas y ligeramente doradas.

Paso 3: Agregar las manitas de cordero

Una vez que las verduras estén listas, añade las manitas de cordero a la sartén y mezcla bien para que se impregnen con el sofrito de verduras. Cocina a fuego medio durante unos minutos, removiendo ocasionalmente.

Paso 4: Cocción a fuego lento

Luego de mezclar las manitas con las verduras, cubre la sartén y reduce el fuego a bajo. Deja que las manitas de cordero se cocinen a fuego lento durante al menos dos horas, o hasta que estén tiernas y se desprendan fácilmente del hueso.

Durante la cocción, es importante ir controlando el nivel de líquido y añadir más agua si es necesario.

Paso 5: Servir las manitas de cordero

Una vez que las manitas de cordero estén tiernas, retira la sartén del fuego y sirve las manitas en platos individuales. Puedes espolvorear un poco de perejil picado por encima para decorar. Este plato es ideal para acompañar con patatas al horno o arroz blanco.

Patitas de cordero

Las manitas de cordero también son conocidas como patitas de cordero. Este nombre se debe a la forma en que se presenta la carne, con los huesos y las pezuñas incluidas. Esta parte del cordero es especialmente sabrosa y se deshace en la boca cuando se cocina adecuadamente.

Patitas de cordero a la vinagreta

Una deliciosa variante de las manitas de cordero es prepararlas a la vinagreta. Este plato es ideal para disfrutar durante los meses más cálidos, ya que se sirve frío y resulta muy refrescante.

Ingredientes:

– 4 manitas de cordero
– 2 cebollas
– 2 zanahorias
– 1 pimiento verde
– 1 pimiento rojo
– 1 tomate maduro
– Aceite de oliva
– Vinagre de vino tinto
– Sal
– Pimienta
– Perejil picado (opcional)

Paso 1: Preparación de las manitas de cordero

El primer paso es limpiar y cocinar las manitas de cordero siguiendo los pasos descritos anteriormente.

Paso 2: Preparar la vinagreta

Mientras las manitas de cordero se cocinan, puedes preparar la vinagreta. Pica finamente las cebollas, las zanahorias, los pimientos y el tomate. Mezcla estas verduras en un recipiente y aliña con aceite de oliva, vinagre de vino tinto, sal y pimienta al gusto. Remueve bien para que todos los ingredientes se integren.

Paso 3: Mezclar las manitas con la vinagreta

Una vez que las manitas de cordero estén cocidas y tiernas, retíralas del fuego y déjalas enfriar. Una vez frías, añade las manitas a la vinagreta y mezcla bien para que se impregnen con los sabores de la vinagreta. Deja reposar en el refrigerador durante al menos una hora para que los sabores se acentúen.

Paso 4: Servir las patitas de cordero a la vinagreta

Una vez que las patitas de cordero hayan reposado en la vinagreta, retíralas del refrigerador y sírvelas en platos individuales. Puedes espolvorear un poco de perejil picado por encima para decorar. Este plato es ideal como entrante o como plato principal acompañado de una ensalada fresca.